lunes, 28 de febrero de 2011

Aviación de la fuerza aérea, Australia


Emisión: 22 de marzo 2011

El F-111 “cerdo” es un avión bimotor, con alas de geometría variable que puede sacar y aterrizar a las velocidades relativamente bajas. Su apodo viene dado por su capacidad de buscar en la noche la tierra debido a su radar de seguimiento del terreno. El avión fue introducido al RAAF en 1973.
F/A-18F El avispón estupendo de F/A-18F es el nuevo combatiente que substituye a la larga generación del F-111. Tiene maniobrabilidad excepcional y un ángulo de ataque ilimitado.
El Wedgetail funciona como avión de la vigilancia, ha sido incorporado  al servicio australiano en el 2009. También será utilizada en operaciones civiles
El C-17 “Globemaster III” esta funcionando por el RAAF desde 2006, y es un vehículo del puente aéreo estratégico y del transporte, tiene tres veces la capacidad de carga como el C-130 Hércules.

sábado, 26 de febrero de 2011

Matasellos especiales de Galicia





                       


                         
                     
                        
                          

                             



                                  


                     



                      

                        









Catedral de Sigüenza

Fecha de emisión: 4 de marzo de 2011

A medida que uno se aproxima a la ciudad de Sigüenza, ya desde los entornos, destaca el impresionante edificio de su Catedral. Según desde donde se contemple ésta, puede ofrecer la apariencia de fortaleza si es vista desde su fachada de poniente, donde destacan dos hermosas torres almenadas, entre las que localizamos protegidas y abrazadas tres bellas portadas románicas del siglo XIII, siendo la central del Evangelio la que sirve de acceso principal al templo y que se ve coronada por un espléndido y no menos bello rosetón. Del lateral que da a la Plaza Mayor seguntina destaca una esbelta torre junto a la que se adosa otro impresionante rosetón que da luz al crucero y bajo el que se halla una portada neoclásica. Éste, unido a los ventanales superiores a través de las vidrieras, facilita luz al interior. En el conjunto, tanto del exterior como del interior, predominan elementos característicos del estilo gótico cisterciense.
Dentro de la Catedral, cuya construcción fue iniciada hacia 1124 por iniciativa del obispo Bernardo de Agen y en lo constructivo se prolongaría hasta el siglo XVI, e incluso hasta el XVIII, en lo concerniente al adorno de algunas capillas, llaman la atención sus tres naves; la central está ocupada por el Retablo Mayor y el Coro de sillería gótica, mientras que las laterales muestran de izquierda a derecha las capillas de San Pedro, de Santiago o de los Gamboa, de la Anunciación, de San Marcos, sacristía de la capilla de Santa Librada, la Sacristía Mayor o de las Cabezas, obra renacentista singular, la capilla del Espíritu Santo y la del Cristo de la Misericordia. Ya en el crucero, en el lado sur, encontramos la capilla de los Arce, destinada desde finales del siglo XV a enterramientos de esta noble familia seguntina. Es aquí donde localizamos el magistral sepulcro de Martín Vázquez de Arce, el célebre Doncel de Sigüenza.
La Catedral, dadas las distintas fases de su construcción, reúne en sus altares, capillas, claustro y sacristías, magníficos ejemplos del románico, gótico, renacimiento, barroco y plateresco, entre otros estilos artísticos.
Fuente: Correos

jueves, 24 de febrero de 2011

Nuestro querido amigo.

Hoy jueves, 24 de febrero, lamentamos comunicaros a toda la familia filatélica el fallecimiento de nuestro querido amigo D. Juan Álvarez Sobrino. Los que tuvimos el placer de conocerlo, valoramos su gran capacidad de trabajo al frente de la Sociedad, pero destacamos por encima de todo, su forma de ser, una gran persona.

UN PORTE, DOS PORTES, TRES PORTES…

Por José Antonio Herráiz, de la Asociación Filatélica Zaragozana.

El desconocimiento de las tarifas postales y la dificultad para descifrar correctamente el franqueo de las cartas es una barrera para aquellos coleccionistas que no se contentan con rellenar los espacios vacíos de sus álbumes  y desean ir más allá. Al fin y al cabo, la razón de ser de los sellos y de sus valores faciales es una respuesta –o debería de serlo- a una necesidad postal cuyo precio depende del tipo del servicio a utilizar: correo ordinario, certificado, nacional, internacional, etc...

La rapidez tiene su precio y aunque hoy es algo habitual, hubo un tiempo en que el correo por vía aérea suponía para el remitente un coste distinto al de otro enviado al mismo destino por vía terrestre o marítima. Las tarifas de correo aéreo, muy utilizadas durante los años treinta, cuarenta y cincuenta del pasado siglo, son un mundo aparte dentro de la historia postal y su estudio requiere grandes dosis de paciencia.

Este es el caso de la pieza que nos ocupa y que reúne todas las características para causar más de un dolor de cabeza si no se dispone previamente de la documentación adecuada. Se trata de una carta remitida el 11 de febrero de 1938 desde  Duala, (“Douala” en francés) ciudad portuaria del antiguo mandato francés del Camerún y con destino a la ciudad de Brno, situada en la desaparecida Checoslovaquia y hoy en la República Checa.

Como podemos ver, está franqueada con dos sellos tipo “puente de lianas” -con un frondoso árbol delante- de 1,50 y 5 francos respectivamente, pertenecientes a la serie básica cuyos primeros valores se emitieron en 1925 y estaban aún entonces en pleno uso. Total 6,50 francos.

En aquel momento había dos grandes cuadros tarifarios aplicables en Camerún, el franco-colonial vigente para cartas con destino a Francia y demás países bajo administración francesa y el régimen internacional, para el resto de países sin distinción de continente.

El desglose del franqueo es el siguiente:

-         1,75 francos por carta internacional de hasta 20 grs. de peso, tarifa en vigor del 1 de octubre de 1937 hasta el 24 de agosto de 1938.

-         2 francos de sobretasa aérea por cada 5 grs. o fracción, tarifa vigente del 17 de junio de 1937 al  24 de agosto de 1938 para correo transportado siguiendo la entonces reciente línea aérea postal Duala-Cotonou-Dakar-París. En consecuencia, para una carta de hasta 10 grs. de peso – un doble porte-  obtendríamos una sobretasa aérea de 4 francos.

Hasta aquí tenemos una carta de hasta 10 grs. de peso con un franqueo justificado de 5,75 francos. ¿Qué ocurre con los 0,75 francos que restan? ¿Es acaso un exceso de franqueo por un error de cálculo del remitente,  o quizá la oficina de correos no disponía de sellos de menor importe?   La respuesta es un claro “no” en ambos casos y encuentra una explicación convincente en el propio frente de la carta.

El remitente ha puesto gran cuidado en mecanografiar la mención “jusqu’à destination” (hasta destino) justo debajo de la etiqueta impresa “PAR AVION”, mención que volvemos a encontrar mediante una marca de color negro en la parte inferior izquierda del sobre, añadida con toda probabilidad en la oficina de correos de Duala. Esto quiere decir que se desea que una vez llegada a París, final del recorrido de la línea aérea, la carta sea transportada hasta el país de destino –Checoslovaquia- también mediante correo aéreo.

Ante la ausencia de una tarifa específica camerunesa, habrá que aplicar la sobretasa aérea prevista para las relaciones postales entre Francia y Checoslovaquia, que añadiremos al total del franqueo. Esta es exactamente ¡oh casualidad! de 0,75 francos por cada tramo de hasta 20 grs. de peso –hemos dicho que nuestra carta no pesa más de 10 grs.- tarifa para envíos a países europeos en general y en vigor desde el 21 de abril de 1931 al 28 de noviembre de 1939. Curiosamente, en esta última fecha Checoslovaquia ya había dejado de existir tras la ocupación y desmembramiento del país por los alemanes.

El hecho de que la carta llegó a Checoslovaquia por avión queda confirmado por la marca de llegada que se ve en el frente, de fecha 17 de febrero, a las 14 horas, “PRAHA 82 LETISTE” (PRAGA AEROPUERTO), siendo 82 el número asignado a esta oficina aeroportuaria. La pequeña letra “b” encerrada en el cartucho inferior es el número de serie del cuño.

Una vez verificado que el franqueo es correcto, aún podemos ir más lejos examinando las diferentes marcas ya que la carta aún reserva alguna sorpresa.

El matasellos de salida es mecánico, del tipo “Krag” de líneas onduladas, con la fecha 11-II-38, a las 0 horas, en el que el mes (febrero) está expresado en números romanos. Esto puede llevar a algunas confusiones si no se presta atención, pensando que se trata del mes “11”, es decir noviembre, lo que no es el caso en absoluto.

De la marca de llegada al aeropuerto de Praga, cuyo mes también va expresado en romanos, ya hemos hablado por lo que pasaremos directamente al dorso del sobre. Allí encontramos una marca de tránsito “PA(RIS) – AVION” con un error garrafal en el año: 16-2-39, a las 9,30h. Es el testimonio del paso por la oficina postal del aeropuerto de París (Le Bourget). El encargado de la oficina debió de tener un mal día y no prestó demasiada atención a la hora de preparar el fechador, al que añadió alegremente un año. Este debería de reflejar la fecha 16-2-38, cinco días después de la salida de Duala. El día 17 sabemos que llegaba a Praga y pocas horas más tarde, a las 21-seguramente ya por ferrocarril-, a Brno, como atestigua la marca de llegada de la oficina nº 2 de esa ciudad.

Se puede resumir el recorrido de la carta en el siguiente cuadro:
  
ORIGEN/TRÁNSITO
FECHA SALIDA
HORA
DESTINO
FECHA LLEGADA
HORA
TIEMPO TRANSCURRIDO
DUALA
11-feb-38
0:00
PARÍS VIA COTONOU-DAKAR
16-feb-38
13:30
5 días y 13,30 horas
PARIS
16-feb-38
-
PRAGA
17-feb-38
14:00
24,30 horas
PRAGA
17-feb-38
-
BRNO
17-feb-38
21:00
7 horas

Tiempo total de viaje, 6 días y 21 horas.
Como conclusión y haciendo honor al título de este artículo, tenemos delante una carta con tres portes distintos: uno ordinario internacional, un doble sobreponte aéreo Camerún-Francia y un tercer porte aéreo Francia-Checoslovaquia, todo ello aderezado con diferentes marcas de tránsito y alguna que otra broma de un empleado postal que posiblemente se llevaría una buena bronca de sus superiores.  Un “cóctel” de múltiples sabores no apto para espíritus impacientes.
Bibliografía:

-          M.P. Bratzel Jr. The Postal Tarifs of Cameroun under French Administration. MBP Canada 2007.
-          Derek Richardson. Tables of French Postal Rates 1849 -2005. The France & Colonies Philatelic Society of Great Britain 2006.
-          Gérard Artaud. Oblitérations mécaniques des Colonies Françaises, Protectorats, Territoires sous mandate avant l’indépendance, édité par l’auteur, 2007.